viernes, 19 de noviembre de 2010

Tea Moments {Falling slowly}

Tea on the Moon

Hola me llamo Begoña y soy adicta al Té... algún vicio hay que tener en esta vida. Nunca me sedujo el café, sí su olor, pero no su gusto. Ni siquiera Clooney, sus capsulitas lo consiguieron, pese a los adictos a ellas que me rodean. El té tampoco me había emocionado... yo era de poleo-mentas y manzanillas... pero sus días se acabaron en el momento en que un día encontré en Barcelona una tienda de estas fantásticas llenas de cajas y cajas de té de olores y sabores increíbles...y allí empezó mi perdición... NO!! allí empezaron mis Tea Moments!

Esos momentos de relax, sobre todo al llegar a casa despues de trabajar. Es como la sensación que notas en los pies cuando te quitas unos taconazos después de venir de una boda en la que has aguantado como una campeona unas cuantas horas subidas a ellos (a alguien le suena ;-), es la sensación de frenar de todo el ajetreo del día y concentrarse y deleitarse con la ceremonia del té, de su olor, calor y de esas galletas marías mojadas en él, ummm...y si puede ser acompañado de un poco de buena música y de una libreta para poder anotar unas cuantas cosas, mejor que mejor... ese momento fue el que me creó adicción, el que me sedujo de esta bebida. Ese es el perfecto Tea Moment!

Bebo dos al día, excepto en verano que el té y yo nos tomamos unas vacaciones para poder disfrutar de nuestro reencuentro y redescubrimiento en septiembre. Por la mañana calentito y perfecto para empezar el día, aunque tengo algún problema que resolver con el tema de la falta de tiempo o más bien de las maratones que hacemos cada día para llegar a la hora al colegio, la guardería y el trabajo (pero ya tengo una idea para poder disfrutarlo, espero enseñarosla pronto). Y por la tarde, cuando llegamos a casa, con un poco de buena música... a no! Que eso era hace cuatro años cuando no había niños por casa! jajajaja, ahora hemos aprendido a compartir esos Tea Moments con un biberón de leche y un bocadillo de queso. Pero sigo buscando mis momentos para disfrutar de nuestro romance.

Cuando estaba pensando en el nombre para el blog quería que fuera algo relacionado conmigo, algo que fuera especial, que me definiera un poquito, así que hice una lista de palabras y una de las primeras que apunté fue “Té”, por todo lo que os acabo de explicar, por esos momentos de reflexión, de “Soul inFusion” que me rodean cuando tengo un vaso, taza o tazón de té en la mano, así que pensé que era perfecto para darle el nombre a este rinconcillo de la red en el que poderme fusionar.

Una propuesta musical para acompañar un momento así es la BSO de Once, toda todita es una maravilla! íntima y recogida, cargada de sentimientos y de vida. Es sencilla y natural, sin pretensiones y en esa sencillez radica su belleza, como la película. Si todavía no la habéis visto ponerla en la lista de películas que hay que ver, eso si, mirarla sin ninguna expectativa, mirarla en un momento que no tengáis prisa, que estéis tranquilos.

Es una producción de bajo presupuesto, dirigida de una forma muy “casera” y que en lugar de escoger a dos actores cantantes optaron por elegir a dos cantantes que hicieron muy bien de actores. Tiene como protagonista a Glen Hansard [cantante de The Frames] y a Markéta Irglová, una joven compositora checa. La música, por supuesto, es uno de los pilares de la película, dicen que es un musical... yo no lo identifico como tal (para nada me recuerda a Chicago o similares, en que de repente se para toda la película, hacen un kit kat musical y continúan como si nada) la música está totalmente integrada en la trama de la película.

Es una de esas pequeñas joyas que uno se encuentra por casualidad, se la mira sin saber que esperar y que te engancha no sabes cómo pero te seduce de tal manera que te deja hipnotizado durante unas buenas horas. No os va a descubrir ninguna trama de intriga, ni os va a descubrir nada nuevo, pero esa es su belleza, tiene algo, quizás su sencillez, su cercanía, que hace que uno se enamore de ella.

Aquí os dejo "Falling slowly", toda la secuencia de la película en la que interpretan esta canción es una auténtica delicia (imposible encontrarla en Youtube, así que os quedareis con las ganas hasta que veáis la peli).

Buen fin de semana!



3 comentarios:

  1. Bego!! Que lindo este blog, se ve hermoso, se lee tan calido...y que bien musicalizas!!
    Once es de mis pelis preferidas, siempre llorando en el momento que el va a comprarle el piano para regalarselo a ella..asi de boba soy!
    Te sigo, Bego, tus fotos se ven preciosas, merecen estar en todos lados!!

    ResponderEliminar
  2. Wow! Pell de gallina amb aquesta canço!! La peli? No l'he vista!! com pot ser? Ho he de solucionar ara mateix!!
    M'encanta el Blog, Bego!! Et seguiré segur!

    ResponderEliminar
  3. Marcela, jajaja, yo tambien lloro en ese momento... y en otros de la peli... reconozco que soy un poco lloroneta que le vamos a hacer! y lo agusto que se queda uno! pues ala, a ser bobas!! :-)
    Mar, quan puguis mira la peli que segur segur segur que t'agrada, amb el que t'agrada a tu la música ja veruràs com disfrutaràs!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...